lunes, 7 de enero de 2008

Rumbo a exterior, 8.30 p.m.

2 comentarios:

npsble dijo...

Mucho mejor esta luz exterior que la otra, la anaranjada. A las 8,30 tanta luz; aquí, a las 6,30 ya es de noche. Y con niebla.
Es cierto lo de los nombres de las frutas, qué camino habrán seguido.
El poema lo leo despacio y ya te comentaré.

Eduardo Rezzano dijo...

Sí. Este verano hemos adelantado una hora nuestros relojes, lo que no es habitual por aquí, y está anocheciendo especialmente tarde para lo que estamos acostumbrados.