viernes, 12 de diciembre de 2008

Herencia

Para Fina hemos guardado el costurerito de la abuela Encarnación. Para Cetamol, el botiquín de primeros auxilios del tío Alfonso, que sin ser sabio le curó el reuma a media Navarra.

ER

2 comentarios:

Npsble dijo...

Eduardo: menudo otoño bonito te ha tocado vivir.
Herencia curiosa y apropiada.
Felices días.
Abrazo

Eduardo Rezzano dijo...

Gracias, Npsble. Felicidades para ti.