lunes, 24 de febrero de 2014

Portero eléctrico


















Tuve un portero eléctrico al que le gustaba estrechar la mano a las visitas hasta carbonizarlas.
Supe que años más tarde fue tentado para hacer de villano en un cómic muy popular.
Hoy prefiero dejar la puerta entreabierta, el televisor encendido, la canilla goteando.

ER

1 comentario:

Cristian dijo...

Es interesante la forma en que escribes y por eso me gusta poder leer historias diversas y conocer distinta clase de relatos. Me encantaría poder ir a fravega y poder conseguir un gran televisor para poder ver allí todo lo que me gusta